“Puntal” es una propuesta que nace de la simplicidad, de la necesidad y de las más hondas simas del interior de un artista. Rehuye del argumentario y de la dramaturgia. Sus pilares se asientan en los sentimientos propios que subyacen del artista. De esa especial sensibilidad que lo caracteriza y distingue del resto. Nace de un cúmulo de emociones que brotan de las propias entrañas de Arte Flamenco. De sus letras. De sus expresiones. De sus movimientos. De su quejío. De su gestualidad. A través del tridente en el que se sustenta lo Jondo. El cante, el baile y el toque. Las tres vertientes expuestas en un mismo contexto a través de la ternura del alma. Tres puntales que sostienen la esencia del baile de David Pérez. La voz, con la que vibran sus sentidos. La guitarra, que da vida a su cuerpo. Y el baile, su lenguaje, con el que da riendas sueltas a todo su potencial expresivo. Mostrándolo tal cuál es.

Puntal parte de planteamientos clásicos. Preservando las raíces. Con una estructura tradicional. Manteniendo en todo momento presente en escena las tres vertientes sobre las que se asienta el Flamenco. Deshojando los palos más representativos de éste. Y, sobre todo, dándole a cada “puntal” el valor que tiene.